LIBERACIÓN MIOFASCIAL

La Liberación Miofascial es una terapia dirigida a las fascias del cuerpo y, por tanto, al resto del aparato locomotor.

La fascia es un tejido conectivo que envuelve todos los órganos corporales (músculos, huesos, articulaciones, vísceras, estructuras nerviosas y vasculares) protegiendo y manteniéndolos estructuralmente unidos. Para entendernos, la fascia es el tejido que nos da la forma que tenemos.

Este tejido tiene un gran contenido en colágeno que puede sufrir acortamiento y endurecimiento cuando determinadas fuerzas (impactos, golpes, caídas, intervenciones quirúrgicas, estrés, etc.) actúan sobre él, restringiendo la movilidad de las fascias y provocando, por tanto, dolor.

El objetivo de la Liberación Miofascial es recuperar las propiedades del colágeno, es decir,  volver a su forma líquida y maleable original mediante fuerzas externas y mantenidas de compresión o estiramiento y, por otro lado, eliminar restricciones de movilidad.

La técnica es percibida por el paciente como una suave presión mantenida durante un determinado tiempo, necesario para inducir cambios en el colágeno.